Tony Melendez

Tony nació sin brazos debido a los estragos de un medicamento recetado por orden médica a su madre durante el embarazo. El medicamento “Talidomide” debía calmar los efectos de náusea del primer semestre de embarazo, pero sus efectos dejaron un terrible saldo, miles de niños nacieron con deformidades, sin brazos, sin pies o faltándole ambos.

Cuando niño, Tony veía a su papá tocar la guitarra sentía el gran deseo de poderla tocar también, hasta que un día su papá puso la guitarra en el suelo y dijo: “Tony, anda a lavar los pies”. Se los lavó y se sentó a tocar la guitarra por primera vez. Nunca dejó que su condición física le desanimara, y con mucho esfuerzo y práctica, aprendió a tocarla magistralmente con los dedos de sus pies.La gente lo conoce como el hombre de “los pies de Dios” Tony empezó a tocar en misa y en conferencias, hasta que lo vio alguien que trabajaba en la organización de las actividades para la visita del Papa a Los Ángeles en 1987. Tony fue seleccionado para cantarle al Papa y a los jóvenes, y allí ocurrió el famoso encuentro. Fue un momento inolvidable para él, así como para todo aquél que le vio aquel 15 de septiembre de 1987. Tony fue seleccionado para cantarle una melodía al Santo Padre. Subió a la tarima, acompañado con su guitarra, la que sólo puede tocar con los dedos de los pies. Tony le cantó una linda canción a Juan Pablo II titulada, Never Be the Same (Nunca ser igual). Al terminar, el Santo Padre, emocionado, no pudo contenerse, saltó del escenario y se llegó a donde Tony para abrazarle. Este acto del santo padre parecía reflejar el sentimiento del país entero que los veían en aquel momento, fue algo conmovedor.

Para Tony, la vida jamás sería igual, esos pocos momentos cambiaron su vida, la atención nacional se centró en ese excelente guitarrista sin brazos, su confianza personal, aunque siendo discapacitado físicamente, ha sido la impulsora de gran éxito como músico e instrumentista.

Desde ese momento no ha descansado, ha viajado a través de los Estados Unidos y a más de 30 países alrededor del mundo, compartiendo su música y hermoso testimonio de vida y fe. Actualmente reside en Branson, Missouri, con su esposa y dos hijos. Allí también tiene una banda.

Tony es un hombre de mucha fe y un profundo amor a Dios, con deseos de cumplir su misión de tocar los corazones con su hermosa música. También ha escrito un libro titulado “A gift of Hoppe” (Un regalo de esperanza) el cual es un libro de esperanza. Es la historia de un niño que nació en nicaragua y a los 25 años estaba frente del Papa Juan Pablo II, cantándole. Es una historia que cuenta lo difícil que es abandonar el lugar de origen para empezar una nueva vida en otro país. Cuenta su propia historia, su vida, sus experiencias…El mensaje que Tony quiere trasmitir a través de su música es: “No pierdan la fe en el corazón, a veces puede parecer que nadie nos puede ayudar, pero no es así, si miramos hacia arriba y pedimos la ayuda divina, todo se hace posible, no importa el tamaño de su problema, todo es posible…”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: